MOSCAS

Nombre Vulgar: “Mosca Casera”, “Mosca Doméstica”, “Mosca Común”. Se caracteriza por poseer tamaño medio, presentando cuatro fajas longitudinales negras, coloración de tonos no metálicos, la cuarta vena longitudinal del ala formando un acentuado ángulo agudo.

La hembra pone sus huevos alrededor de dos días después de la cópula, en condiciones ideales de 32ºC-35ºC, nueve días a 15ºC. Naturalmente la hembra coloca de cuatro a seis baterías de 120 huevos cada una.

El lugar de oviposición es elegido a través del olor. El dióxido de carbono, el amoníaco y otros gases generados por la descomposición de la materia orgánica son particularmente buscados por estos insectos.

Las moscas poseen metamorfosis completa, dicho de otro modo, su desarrollo comprende cuatro estadios: huevo, larva, pupa y adulto.

Los huevos de Musca domestica poseen forma oblonga, miden aproximadamente 1mm de largo y son de color blanquecino. Ellos no maduran con una temperatura inferior a 13ºC, si la temperatura es de 32ºC a 35ºC eclosionan entre 1hs y 8hs; mueren cuando se sobrepasa el límite de los 42ºC.

Existen tres formas en las cuales las moscas pueden transmitir patógenos:

  1. A través de su superficie corporal (patas, partes bucales), ya que están cubiertas de espinas y cerdas en las cuales el material contaminado puede ser atrapado y transportado.
  2. Por regurgitación de comida como preludio al alimentarse, ya que es común que una pequeña gota de la comida más reciente sea vomitada sobre el substrato, puede ser una ruta importante de infección para patógenos pequeños.
  3. Por ingestión y defecación de patógenos como una de las vías potenciales más importantes, ya que el agente infeccioso es protegido mientras se encuentra en el aparato digestivo del insecto y mantenido por períodos de tiempo mayores que en las rutas anteriores.

Muchos de los agentes infecciosos pueden sobrevivir y reproducirse en las moscas durante dos semanas después de la exposición y aunque el número de organismos necesarios para la transmisión es difícil de encontrar bajo condiciones naturales en moscas, las bacterias depositadas en la comida, aun en pequeños números, pueden multiplicarse hasta alcanzar la concentración necesaria para producir infección en humanos


Direccion: Asociacion Casa Blanca Mz. B Lote 1 - San Martin de Porres
Contacto: 947122724
E-mail: msilva@ecosanea.com